Yo sé quién me dirige

Entre las oraciones que haces, agradeces y tomas en cuenta a Dios por guiar tus pasos, pero has reflexionado si esto se vuelve una realidad clara en tu vida, es decir continuas tomando tus decisiones de forma habitual, pero sabes y reconoces que hay alguien enviándote señales para que seas más sabio en tu caminar, incluso hasta tener la capacidad de cambiar de rumbo.

Cuando analizo que hay alguien capaz de guiarme yo lo veo así tal cual, saliéndome de la zona de confort y del afán de la vida y permitiendo que sea Dios que me tome en cuenta.

El creador del universo se toma de su tiempo para susurrarnos en momentos de silencio con esperanza hacia donde debemos ir y a veces se nos escapa una sonrisa en medio de lo cotidiano y se congelan momentos de felicidad y se quedan impregnados en nuestro ser, porque aún sin merecerlo nuestro padre nos ama.

¿Quién quisieras ser? ¿En qué quieres convertirte? ¿A caso ves tú existencia con un sentido? ¿Acaso le agregas valor a tu vida? ¿Te has tomado el tiempo para invitar al creador de tu vida para que sea tu guiador y ayudador?

Hoy es un día perfecto, para decirle a Dios que guié tu vida y que te llene de su amor…

No esperes la tormenta para volverte cercano…

No esperar la tormenta para abrazar a tu Padre…

¡No la esperes, para volver a casa!

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que andarás; sobre ti fijaré mis ojos. Salmos 32.8

Los ojos de Dios están sobre ti,

Fran    

Escrito por

Esposa, futura filóloga y amante de Jesús. Encontré en la lectura y escritura, una verdadera pasión de vida.