¿Necesitas la aprobación de los demás?

Cuando buscas conductas específicas para ser amado, para ser tomado en cuenta, no por quién eres sino por lo que haces, caes en un vicio tan grande que es la necesidad de ser aprobado.

El sentido de seguridad es algo que todos necesitamos y deseamos. La seguridad nos capacita para disfrutar de la vida y tener pensamientos saludables, y sentirnos aceptados y aprobados.Cuando nos sentimos seguros, nos aprobamos a nosotros mismos, tenemos confianza y nos aceptamos de manera equilibrada, no dependemos de la aprobación de los demás. La seguridad nos capacita para alcanzar nuestro potencial y cumplir el destino que Dios nos ha dado.

Es una carga demasiado grande de llevar, porque tus emociones dependen de la reacción u opinión de los demás, les das el poder de algo tan importante y tan tuyo que es el control de tus emociones. Esta distorsión de pensamiento los lleva a creer que; no es suficiente lo que hacen (No a todas las personas les vamos a quedar bien), son más sensibles apercibir señales de rechazo que de aprobación, se comparan de forma constante con otros, se ponen estándares muy altos (casi de perfección), se sienten rechazados, pero a la vez quieren ser el centro de atención.

Y todo esto tiene consecuencias

  • Incrementa la ansiedad, la tristeza, los celos
  • Reduce el desempeño en las actividades o tareas que se llevan a cabo de forma cotidiana
  • Se presenta agresividad y bajo control deimpulsos
  • Menor calidad de sueño
  • Miedo constante de no decepcionar a las personas

Les comparto sobre este tema,porque en estos últimos años he aprendido mucho de esto y me parece valioso que podamos reflexionar en esto. Cuando nosotros hacemos las cosas, porque nos gusta hacerlas, porque amamos hacerlo, cuando hacemos un comentario y entendemos que viene a través de nuestro sentir no para quedar bien a los demás y ser aprobado, es cuando hemos aprendido a caminar siendo nosotros mismos y no tratando de agradar a los demás, y por más que amemos a las personas que están a nuestro alrededor y seamos diligentes, no podemos confundir esto con un autosacrificio, donde dejamos de ser nosotros por agradar a los demás y estar atentos de señales específicas que me hagan esperar algo a cambio, una sonrisa, una palabra, o una expresión de aprobación.

Rompe con la necesidad de aprobación

  • Detecte cuando alguien te busca solamente porque necesita tus favores
  • Usa también el NO y expresa tu punto de vista, aunque a otras personas no les guste
  • No eres un objeto que debe ser evaluado por los demás, y nunca le vamos a caer bien a todos
  • No vale cambiar conductas, valores y estilo de vida, solamente por agradar a los demás
  • Comienza a tomar decisiones, sobre tu vida y no sobre a lo que los demás les gustaría que hagas
  • Quitate la carga de ser perfecto, puedes fallar y eso está bien
  • Una situación, conflicto o error no te determinan
  • Cualquier cosa que la gente piense de ti queda entre ellos y Dios, y no es de tu incumbencia
  • Conózcase y ámese  
  • Tu confianza y esperanza, debe de estar en Dios
  • Debemos a aprender a confiar en la palabra de Dios y no en nuestros sentimientos
  • No busques seguir tu corazón, busca la sabiduría para tomar decisiones
  • Afronta el temor y encuentra libertad
  • Tu valor no se mide en cuántos seguidores tienes en las redes sociales; sino por el sacrificio que hizo Jesús en la cruz por ti
  • Busca solo la aprobación de Dios. Él nos da aliento y nos abraza a través de su palabra

Existen dos tipos de personas, los que caen mal por hacer el bien y los que caen bien por hacer el mal. Nosotros decidimos a cuál grupo pertenecer.

Un abrazo, 

Fran

Escrito por

Esposa, futura filóloga y amante de Jesús. Encontré en la lectura y escritura, una verdadera pasión de vida.