Review Gente Tóxica

Hace unos meses había escuchado hablar de este libro de Bernardo Stamateas, el nombre me parecía muy interesante, y les confieso que también tenía varias preguntas sin respuestas que conforme iba leyendo el libro muchas cosas fueron muy claras para mí.

Se detallan las clases d gente tóxica; los mete-culpas, el envidioso, el descalificador, el agresivo verbal, el falso, el psicópata, el mediocre, el chismoso, el jefe autoritario, el neurótico, el manipulador, el orgulloso, el quejoso, y luego habla del poder de las palabras y de cómo se libres de la gente tóxica.

Les ha pasado que lees un libro y te preguntas ¿Por qué no lo leí antes?, pues les confieso que eso me pasó a mí con este libro, porque no solamente él los describe, sino que también nos brinda consejos de cómo tratar este tipo de personas, y además nos invita reflexionar sobre las actitudes que a veces tenemos que nos están haciendo parecidos a alguna clase de gente tóxica, entonces también es un libro que nos lleva a autoevaluarnos y sobre todo a que entendamos que nuestras emociones no pueden depender del humor de los demás y eso sí que nos quita cargas.

Les dejo algunas aportaciones interesantes que contiene el libro  y que me encantaron; para dejarlos antojados de leerlo 🙂

Somos víctimas de nuestras elecciones, sin embargo no podemos pasar toda la vida culpándonos por nuestros errores pasados, y permitir que las personas a nuestro alrededor nos hagan sentir culpables y que asumamos responsabilidades que no nos corresponden.

Una serpiente estaba persiguiendo a una luciérnaga. Cuando estaba a punto de comerla, ésta le dijo: “¿Puedo hacerte una pregunta?”. La serpiente respondió. “En realidad nunca contesto preguntas de mis víctimas, pero por ser tú te la voy a permitir”. Entonces la luciérnaga preguntó: “¿Yo te hice algo?”,“No”, respondió la serpiente. “¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?”, preguntó la luciérnaga; “No”, volvió a responder la serpiente. “Entonces, ¿por qué me quieres comer?”, inquirió el insecto. “Porque no soporto verte brillar”, respondió la serpiente.

El descalificador es irónico y sarcástico; mediante indirectas e insinuaciones te hará creer que lo que estás haciendo no está del todo bien, influyendo de esta manera negativamente en la motivación y la energía que volcaste en el proyecto o idea.

Hay ataques de maltrato verbal de las personas manipuladoras son los que ejercen amenazas o calumnias, destruyendo tu reputación, aislándote de otras personas, presionándote para que cambies tu forma de trabajar, tus horarios, tareas, con ataques a tu religión o tus convicciones y poniéndolas por debajo de los objetivos de la organización, poniéndote gente en contra o difundiendo chismes acerca de ti.

Muchas veces nos equivocamos al elegir, porque permitimos que ciertas personas tóxicas entren a nuestro círculo íntimo, y es que ser libre no quiere decir encerrarnos en una burbuja y no tener contacto con nada que tenga que ver con estas personas, porque estas personas suelen estar en nuestros distintos ámbitos en dónde nos movemos, y los hay muchos sigilosos que se disfrazan de amigos o de víctimas, y con la intención de querer ayudarles o aconsejarles cuando te das cuenta son tus amigos, se vuelven vínculos empalagosos, relaciones que aprisionan nuestra mente, voluntad y emociones de tal forma que nos vemos atrapados.

Hay personalidades tóxicas que anhelan todo lo que tienes, hasta tus desgracias o dificultades son añoradas por esos seres. Se trata de personas que nunca pudieron encontrar un rumbo de vida, nunca descubrieron su propósito, y quizá ayer las veías como grandes e importantes, hoy realmente las conoces. Hoy puedes ser libre de cada una de las máscaras que han querido venderte y presentarte como “la mejor”.

Quieren tu puesto de trabajo, tu familia, tus hijos, tus amigos, tu carisma, tu sencillez, pero no están dispuestos a hacer el mínimo cambio en sus vidas.

Ser libre de la gente y poder tomar decisiones de a quiénes hacemos parte de nuestro círculo íntimo, no se trata de lastimar personas y juzgarlas, se trata de decidir por ti, de elegir qué es lo que te favorece y qué personas realmente te harán crecer, y no porque tengan mucho poder económico o mucha influencia, sino porque puedes establecer con ellos relaciones saludables.

En resumen, un libro que aportará positivamente a tu vida y que vale la pena leer.