¡Cuando todos le descarten, dale tú la oportunidad!

Ananías debe llevar un mensaje muy importante, un mensaje que impactará la vida de un hombre, pero no es cualquier hombre es un asesino de cristianos… Debe decirle que Jesús lo envió para que reciba la vista y sea lleno del Espíritu Santo, Ananías al recibir esta dirección le contesta al señor recordando los males que él ha hecho a personas que han buscado de Dios, y la respuesta a esto es “Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles”, me puedo imaginar la confusión, el miedo y la incertidumbre que pudo haber sentido Ananías, entrar al palacio donde se hospedaba un asesino de cristianos, además de darle un mensaje meramente cristiano, y aparte de esto el señor le dijo que Saulo ya lleva varios días orando (¿es esto acaso una broma?, ¿será el mismo Saulo?) me hubiera preguntado yo, pero Ananías fue obediente a su llamado. Recorrió las calles de Damasco y se dirigió a la calle que se llama Derecha, para ponerlos más en contexto Saulo, hacía unos días atrás había perdido la vista porque Jesús se le apareció y lo hizo quedar ciego, eso era parte del propósito.

¿Habrá querido Ananías regresar? ¿Habrá querido retroceder? Algo sí está muy claro y es que él fue a dar el mensaje…

“Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado” Hechos 9:17-18

¿Acaso tienes varios Saulo a tu alrededor? ¿Conoces personas por las cuales, como dicen ya nadie da ni un solo cinco, o quizá ya tiene tantas etiquetas en la sociedad, de marihuano, de drogadicto, de alcohólico, de prostituta, de ladrón, de infiel y es muy pecador, como para que sea convertido? ¿Acaso ese Saulo es parte de tu familia?

Cuando todos le descarten, dale tú la oportunidad, José hizo lo mismo por sus hermanos, David también lo hizo por Saúl: Oseas a su esposa Gomer era la reina del barrio de los burdeles, le dejó la puerta abierta y ella regresó a casa.

Dios nunca te envía a un lugar donde él no haya estado antes.

Dios usó a Pablo para hablar al mundo, pero primero usó a Ananías para tocar a Pablo