¿Y cuándo todo va mal?

Dios le dijo algo a Jeremías que hoy quiere recordarte a ti, porque la clave está en clamar, en buscar a Dios y que podamos entregar nuestras dudas, problemas, situaciones complicadas a él. Jeremías (33:3) Clama a mí y yo te responderé y te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces, que hermosas palabras y aquí se muestra su amor para con nosotros. Tienes un propósito más grande que el que imaginas.

Dios quiere hacerte ver hoy que no todo está mal, y que con el pesimismo y el estrés no vamos a lograr sentir el amor de Dios y disfrutar de su compañía, él quiere reanimarte y decirte que pronto llegará el verano a tú corazón.  ¡Clama a Dios y él te responderá!

No te permitas decir que todo está mal, porque el señor disfruta verte vivir, y ver cumplido en ti ese plan especial.

Dios te bendiga, un abrazo